La verdad siempre. Ya que es una oportunidad para que puedas ver cómo va a quedar el producto que tienes en mente. Es en esta etapa donde podrás realizar la mayor cantidad de correcciones y testear a un costo menor que en la etapa de desarrollo.